jueves, 24 de noviembre de 2011

PRÓXIMAS PRESENTACIONES ESPECIALES DEL ICAIC

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) realizará presentaciones especiales de los capítulos de la serie documental Próceres de América dedicados a San Martín y Tupac Katary; Verde verde, la más reciente producción de Enrique Pineda Barnet, Premio Nacional de Cine 2006; y el largometraje de ficción Vinci, ópera prima de Eduardo del Llano.

Los capítulos de la serie Próceres de América, dedicados al libertador José de San Martín y al líder indígena Tupac Katary, dirigidos por los realizadores cubanos Alejandro Gil (La pared) y Rolando Almirante (Autorretrato), respectivamente, se presentarán el día 28 de noviembre en el Charles Chaplin.

Se trata de una saga biográfica de diez capítulos sobre la vida y obra de figuras emblemáticas en la historia continental, nacida de la colaboración entre el ICAIC y el canal multinacional TeleSur. A través de una mirada contemporánea, la serie documental también ofrece nuevas miradas en torno a la contribución histórica de notables patriotas como Simón Bolívar, José Martí y Francisco Morazán. Según expresó en intercambio con la prensa Rolando Almirante, también director general, las cinco entregas finalizadas se caracterizan por la mezcla del documental con la puesta en escena ficcionada. El realizador destacó que “todas las reconstrucciones epocales fueron hechas en Cuba”.

Vinci tendrá su presentación especial el próximo 29 de noviembre y su estreno nacional está previsto para el próximo 13 de enero. La cinta toma como contexto histórico el Renacimiento Italiano. Del Llano -con una exitosa carrera como escritor, periodista, guionista y director de cortometrajes- lleva a la gran pantalla la vida del joven Leonardo a los 24 años, antes de convertirse en una de las más reconocidas figuras de la cultura universal.

A partir de los preceptos del teatro de cámara, el guionista de La vida es silbar utiliza cuatro actores y una sola locación -la celda donde se encontraba preso el pintor- para proponer una versión libre sobre sucesos reales. A juicio de su creador, esta ópera prima “tiene que ver con el papel del arte en la vida humana, sobre su importancia”. De manera especial, Del Llano destacó la colaboración del pintor Roberto Fabelo y el compositor argentino Osvaldo Montes, quienes tuvieron a su cargo los dibujos que hubiese creado el joven Da Vinci y la música del filme, respectivamente.

Verde verde será exhibida, también con carácter especial, el próximo 12 de diciembre, mientras que su estreno nacional se espera para febrero de 2012. La nueva cinta de Pineda Barnet resulta un viaje a las complejidades de la condición humana, a partir de la indagación en el tema de la homosexualidad.

En un bar del puerto, Alfredo -médico de navegación mercantil- conoce a Carlos -informático con aspiraciones a aviador-; con el pretexto de mostrarle algo muy especial, el navegante invita a Carlos a su apartamento. Comienza entonces un juego de seducción en una tensa lucha contra los prejuicios y convenciones sociales. Su director confesó que la génesis de esta obra se ubica en un poema que escribiera hace más de una década y sirviera de argumento al corto First.

Los roles principales los asumen Héctor Noas -su actor fetiche- y Carlos Miguel Caballero, a los que se unen Farah María como invitada y la pintora Rocío García, quien es una de las narradoras del filme. El Premio Nacional de Cine 2006 confesó que en su próximo estreno “la pintura funciona como una sintaxis dramatúrgica”, pues apostó por la economía de recursos -pocos actores, locaciones, etcétera-. Adelantó que el conflicto es un tema universal: la lucha del amor contra el odio.

A propósito del intercambio con la prensa, el presidente del ICAIC, Omar González, aseguró que existe un “verdadero apogeo del cine cubano”. El escritor y directivo informó que en estos momentos se está superando la crisis que caracterizara el contexto nacional desde los años noventa. “Este crecimiento cuantitativo dará lugar a un crecimiento cualitativo con temas más universales, nuevos modos de producción”, destacó. Al tiempo que recordó la importancia de enriquecer la apreciación audiovisual para los espectadores cubanos.

Actualmente el ICAIC produce más de una docena de obras entre largos y cortometrajes de ficción, además de documentales y animados. Y sin embargo, ópera prima de Rudy Mora, Irremediablemente juntos, de Jorge Luis Sánchez; Ana, de Daniel Díaz Torres; Vestido de novia, de Marilyn Solaya, y Los desastres de la guerra, de Tomás Piard, lideran las futuras propuestas que deben llegar a la gran pantalla cubana el próximo año.