viernes, 22 de noviembre de 2013

Mi fraterno Estorino salió a pasear


Es más terrible cuando ya casi no hay con quién compartir el dolor.

Pero Estorino debe estar tranquilo porque solamente dejó amor y sonrisa en su rastro.

UN ABRAZO ENORME, QUERIDO HERMANO,

Enrique Pineda Barnet