martes, 10 de enero de 2012

La revista Unión rememora al pintor cubano Angel Acosta León

"Verde verde" también sirve para hacer el puente con Acosta León pues tanto el filme como la pintura de Acosta León son obras artísticas que hacen más libres a las personas que las miran”, afirmó Carlos Velazo.

Por: Susana Méndez

La más reciente entrega de la revista Unión fue presentada por el investigador y crítico de arte Helmo Hernández, en la sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con la presencia de Abel E. Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, Miguel Barnet, presidente de la UNEAC y la doctora Graziela Pogolotti, presidenta de la Fundación Alejo Carpentier.
Este número 73 del año 50 de la publicación, dedica un extenso dossier al gran pintor cubano Ángel Acosta León, integrado por el testimonio de su hermana María Antonia, una entrevista a Alfredo Sosabravo, fragmentos del libro inédito que le dedicara el crítico José Seoane, ensayos de Severo Sarduy y Graziella Pogolotti y el poema De la bitácora de un marino, de Gerardo Fulleda León.

El jefe de redacción de Unión, Carlos Velazco, antes de ceder la palabra a Helmo Hernández agradeció la presencia de María Antonia Acosta León, y resaltó el hecho de haber podido contar con la fotografía que Mario García Joya hiciera del pintor y que ilustra la portada de este número; también reconoció la importancia de que se integren las imágenes de los parques que el artista concibió en el año 59 y que cedieron coleccionistas privados que optaron por el anonimato.

Velazco felicitó por su setenta aniversario a Mercedes Crespo, colaboradora de la revista, al director artístico de la misma Pedro de Oraá por haber sido distinguido el pasado mes de diciembre con el Premio Nacional de diseño de libros y al maestro Enrique Pineda Barnet, también colaborador, por su reciente producción Verde verde, “no por el éxito o recepción que ha tenido la película, si no por la película en sí misma. "Verde verde" también sirve para hacer el puente con Acosta León pues tanto el filme como la pintura de Acosta León son obras artísticas que hacen más libres a las personas que las miran”, afirmó.

Helmo Hernández comenzó su intervención destacando de la revista “su casi infranqueable coherencia, es una entrega muy rara que sin embargo pretende ser normal, adecuadamente balanceada, (…) el diseño muy sobrio, usa fotos en cubierta y contracubierta, reproduce obras de Acosta León en blanco y negro y un pliego a color con otras poco conocidas y sobre todo nos permite leer los textos debidamente, sin los esfuerzos estrafalarios de moda”.
Luego se adentró en la explicación de los elementos que en su opinión hacen rara la entrega “comencemos por ese aliento común que recorre todos los trabajos y que nos descubre las extrañas lógicas del miedo, los ruidosos meandros del sueño, la existencia otra de la belleza, el estar todo donde no debería, el alcance de la felicidad como descanso las más de las veces o como rebeldía imparable en otras”.

A continuación realizó una enjundiosa intervención acerca de Acosta León en la que se resalta su afirmación de que “Cuando intentaba hacer lo que los demás, no le salía, todo lo dirigía en otra dirección, detestaba sus autorretratos, no se pintó a sí mismo, ni su mundo interior, ni sus angustias, pintaba para protegerse, para conjugar la sordidez, la mezquindad de sus angustias, la tristeza infinita que terminaría por devorarlo todo y por todo eso hemos de agradecerle el mejor testimonio sobre los comienzos del proceso revolucionario cubano”.
Seguidamente declaró “me enardece este dossier, agradezco la entrevista a ese adolescente eterno que es Sosabravo, amigo de casi todos y primero de Acosta; a su olvidada y desposeída hermana María Antonia, así como los testimonios comprometidos desde posiciones políticas bien diferenciadas de Severo Sarduy y la doctora Pogolotti”.

Ponderó especialmente el largo fragmento de La Colombina (vida sexual de Freud) Algunas invenciones en torno a Angel Acosta León, del crítico de arte José Seoane, uno de los más importantes estudios sobre el pintor por la reunión en el mismo de apreciable y veraz información sobre su vida y obra.

Más adelante se refirió a los valores de los dos cuentos de Leslie Fajardo, de El extranjero, relato inédito del pintor Raúl Martínez, del Comequesos de Santiago Cardosa Arias y de los fragmentos de la novela no editada aún de la escritora Gina Picart.

Comentó la entrevista acerca del escritor Miguel Collazo, realizada, en su opinión con mano experta, por Miriam Rodríguez Betancourt a su esposa, la actriz Xiomara Palacios. De la ponencia Georgina Herrera: Una cimarrona contemporánea, de la uruguaya Juanamaría Cordones-Cook, el ensayo Diálogo feliz con Georgina Herrera, de Enrique Sainz y del poema A través del cristal, de Nancy Morejón expresó que “nos sumergen con sabiduría en el mundo de Georgina Herrera”.
Hernández cerró su presentación agradecido y con una felicitación para el equipo actual de la revista Unión fundada hace cincuenta años por Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, José Rodríguez Feo y Roberto Fernández Retamar.

Fuente: CUBARTE